martes, 28 de agosto de 2018

Cariño, cuánto te odio, Sally Thorne

Comedia romántica
416 páginas
Espasa Narrativa, 2017
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis
:


Lucy Hutton es la asistente de una editora de la vieja escuela, preocupada por la calidad de los títulos que publica. La editora se ve obligada a fusionar su pequeña editorial con una gran editorial comercial, y Lucy se ve obligada a trabajar con Joshua Templeman, el asistente del editor en jefe de la otra editorial, preocupado únicamente por las ventas. Lucy y Joshua se convierten inmediatamente en enemigos, pero del odio al amor ya sabemos que hay sólo un paso…

Opinión personal:

Comedia romántica o chick lit... No sé exactamente la linea que delimita una clasificación de otra o si simplemente no la hay, pero lo que tengo claro es que esta novela es un claro ejemplo de lo que busco cuando quiero leer algo que me entretenga y me arranque carcajadas.

Cariño, cuánto te odio es una novela romántica en la que se entabla una auténtica guerra de sexos entre los personajes principales y en la que no hay ganadores ni vencidos. Lucy Hutton o Fresita, como le llama Josh, es una joven que ha dejado la granja familiar donde trabajan sus padres y se ha hecho un hueco en el mundo editorial a base de trabajo, esfuerzo y de poner sobre la mesa propuestas que ayuden a mejorar el rendimiento de la empresa para la que trabaja. 

En cambio, la clave del éxito de Joshua Templeman se basa, tal y como define Lucy su método, en apretar las jodidas tuercas al personal de la editorial. El odio que sienten es mútuo, y más aun cuando ambos son propuestos como candidatos al nuevo puesto de trabajo como director ejecutivo en su empresa. Eso significa que el que logre ese ascenso, se situará en el organigrama por encima de su adversario.

Estamos ante una novela divertida, fresca, sencilla y resultona, con unos personajes que desde el primer capítulo y gracias a sus diálogos y sus pullas, te enganchan a su lectura hasta el final. Josh poco a poco va abriendo su corazón y cuando se quita la coraza, descubrimos que no es ese hombre frío que todos pensábamos.

Lo único que no me ha gustado es la fijación que tiene Lucy con el físico de Josh. La protagonista no para de recordarnos lo guapo y sexy que es y si realmente la autora quería convencerme de que se ha enamorado de él por su interior y no por su apariencia exterior, ese machaque continuo alabando su cuerpo ha logrado el efecto contrario y que me surjan dudas.

Nuestros queridos personajes también arrastran traumas del pasado que iremos conociendo a medida que avanza la historia pero no alcanzarán tintes dramáticos que le resten diversión, sino que están en consonancia con el tono distendido y en clave de humor que surge de la novela.

Sin pensarlo, es una novela que recomiendo leer cuando os apetezca una lectura ligera y capaz de dejaros con una sonrisa en los labios.

Mi puntuación: 

miércoles, 22 de agosto de 2018

El encanto de un bribón, Loretta Chase

Romántica histórica
Serie Canallas #1
528 páginas
Cisne, 2012
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

A Esme Brentmor no le importa lo más mínimo que el deseo de venganza no sea un sentimiento adecuado en una mujer. Está decidida a vengar el asesinato de su amado padre, un enigmático aristócrata que vivía en un exilio autoimpuesto. Preservar el honor de la familia requiere que nada ni nadie se cruce en su camino. Y eso incluye al guapo caballero que acaba de enredarse en su vida, cuyo encanto no es capaz de ocultar su carácter perezoso e irresponsable.
Varian St. George, lord Edenmont, ha malgastado toda la fortuna familiar y ahora vive de su ingenio, preferiblemente entre las sábanas de alguna mujer rica. Lo último que desea es verse envuelto en la cruzada de una mujer temperamental. Pero obligados a viajar juntos a través de una tierra exótica, la extraña pareja pronto descubrirá que el roce puede producir sentimientos peligrosos...

Opinión personal:

Esme es una joven mitad inglesa, mitad albanesa, que decide vengar la muerte de su padre, Jason Brentmor, un espía al servicio de la Corona Británica. Pero la visita inesperada de su joven primo Percival, al que aun no conocía en persona y que viene acompañado de un insufrible caballero inglés de dudosa reputación, complicará su plan para matar al asesino de su progenitor.

Por su parte, Varian St. George maldice el momento en que decidió, tras el fallecimiento de su amiga Diana, dejarse embaucar por un niño y acceder a su petición para acompañarlo hasta las hostiles tierras del Imperio Otomano para recuperar una pieza de ajedrez de incalculable valor económico. Tras su llegada a puerto son atacados por un grupo violento que deja a Varian malherido y que se lleva secuestrado al pequeño Percival, lo que obligará a Varian a tener que acompañar a Esme Brentmor en un viaje en el que tendrá que luchar contra la obstinada personalidad de la muchacha. 

Esta novela nos narra una historia de amor a fuego lento que fluye a través de un trayecto de varios días de duración en Albania. Sin embargo, me ha dado la sensación de que la autora no ha sabido exprimir todo el juego que daba ese viaje, que ha resultado ser bastante plano y carente de emoción y en el que me ha faltado química entre la pareja protagonista. Las jornadas transcurrían todas de la misma forma: caminata, parada, discusión, baño en agua fría del protagonista masculino para enfriar sus "ideas", dormir y vuelta a empezar. 

Como lectora, me molesta que al comienzo de la novela el narrador nos venda un protagonista con una serie de cualidades que luego brillan por su ausencia y en este caso, se nos presenta a Esme como una mujer valiente y decidida, una auténtica guerrera. Sin embargo, a lo largo de la historia este personaje solo ha destacado por tener una gran belleza -de la que, por supuesto, ella no es consciente en ningún momento- y por ser una buena sanadora de heridas, pero poco más. Me ha desesperado todos sus lamentos y su complejo de inferioridad ante Varian, eso a pesar de que el hombre en cuestión tampoco es un protagonista diez: es un caballero sin recursos económicos y pendenciero, sobre el que recaen sospechas de su pasado como gigoló entre las mujeres de la alta sociedad londinense.

Un personaje a destacar y que me ha hecho gracia es el de Percival, el primo de Esme. Es un muchacho de corta edad -unos doce años- que sin embargo, sabe más que los ratones coloraos. Es un niño con una inteligencia y conocimientos que quizás resultan poco creíbles para su edad, pero que lo han convertido en el personaje más carismático de la novela.

En mi opinión, a esta historia le sobran páginas a pesar de tener una trama interesante y que promete acción; está bien narrada, pero en conjunto, brilla más por sus carencias que por sus logros, ya que no ha sabido captar mi atención y por momentos incluso me ha aburrido. Soy consciente de ello cuando me doy cuenta de que leo sin leer, supongo que alguna vez habéis experimentado esa sensación. No ha sido el estreno que yo esperaba con esta autora pero sin embargo, no pierdo la esperanza de que con otras de sus historias me sorprenda para mejor en el futuro.


Mi puntuación: 




Libros que componen la serie (autoconclusivos, se pueden leer de forma independiente):
  1. El encanto de un bribón
  2. Cautivos de la noche
  3. Abandonada a tus caricias
  4. La novia del conde loco
  5. Todo por un beso

jueves, 16 de agosto de 2018

Amor prohibido, Coia Valls

Narrativa histórica
352 páginas
Ediciones B, 2015
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

Una inolvidable historia de amor entre un sacerdote y la hija de un noble rural, en la Cataluña del siglo XV.
Durante el primer tercio del siglo XV, Cataluña empieza a salir de un período de hambre y epidemias, pero el miedo continúa apoderándose de sus habitantes. La tierra tiembla como nunca lo había hecho y el valle de Camprodon es el epicentro de este infierno.
En medio de la gran desolación que azota la zona, nace la historia de amor entre Marc Roselló, un sacerdote llamado a acceder a las más altas esferas de la Iglesia, y Agnès de Girabent, la hija de un noble rural de la Seu d'Urgell, que quiere seguir los pasos de doctoras como Margarida Tornerons o Floreta Sanoga.
Mientras luchan contra una sociedad opresora y sus contradicciones más íntimas, tejen un círculo de protección al amparo de las reliquias de san Valentín que descansan en el monasterio de Sant Benet de Bages. Pardo, un poeta de la época, tal como ratifica más tarde el reconocido filólogo Martín de Riquer, ya hablaba del santo como refugio de los enamorados.
Una historia que entronca con el imaginario romántico medieval en la búsqueda de la Cataluña profunda y auténtica. Envidias, traiciones y la fuerza del amor se dan cita en esta magnífica novela de la mano de sus fascinantes personajes.

Opinión personal:

Marc Roselló es hijo de un acaudalado señor rural de Manresa que ha decidido consagrar su vida a la Santa Iglesia. Como paso previo en su carrera para lograr ser obispo y tras cursar sus estudios en Roma y Paris, el próximo destino del joven sacerdote recae en el Monasterio de Sant Pere de Camprodon, a las órdenes del abad Pere de Sadaval y donde lleva a cabo la traducción de libros sagrados.

La paz del monasterio se ve interrumpida cuando recibe el aviso de que una joven se halla muy malherida en el bosque, tras haber sido víctima de un cruel ataque. Marc la traslada hasta el convento de las monjas agustinas de la villa, donde la muchacha se recupera de sus heridas físicas, aunque las emocionales son mucho más difíciles de sanar. La joven, como consecuencia de la agresión, ha perdido la memoria, pero el abad Pere intuye que podría ser su sobrina, Agnès de Girabent

Marc, preocupado por su salud, visita de forma asidua a la muchacha y rápidamente entre ellos surge una amistad que pronto se convierte en algo más. Pero el sacerdote es consciente de que ese amor es imposible y por su parte, Agnès, tras comprobar que Marc no va a renunciar a su sueño por ella, decide centrarse en lograr su sueño: convertirse en doctora.

Esta historia destaca por su gran ambientación, que nos traslada con gran realismo a la Cataluña rural del siglo XV,  una época donde no solo escaseaba la comida, sino también los medicamentos y los conocimientos médicos y donde las mujeres no tenían ni voz ni voto, eran meros objetos al servicio de sus padres o esposos, bajo el amparo de leyes absurdas en las que la mujer siempre se lleva la peor parte.

Amor prohibido nos narra la historia de una mujer que se rebela ante esas injusticias y de paso, nos cuenta su historia de amor con un hombre al servicio de Dios, en una época en la que la Iglesia no permitía que los religiosos mantuvieran ese tipo de relaciones. Es una novela difícil de catalogar aunque en mi opinión, más que una novela romántica, es una historia de género narrativo que tiene como telón de fondo una historia de amor imposible. 

Los protagonistas se debaten entre lo que deben hacer y lo que les dicta el corazón y bajo esta premisa, disfrutaremos de la historia de Agnès, la heroína de esta novela, una mujer de fuertes convicciones y que se crece ante la adversidad.

Si el prólogo nos anticipa parte de la historia, el desenlace finaliza con unos puntos suspensivos para que sea el lector el que intuya cómo acaba todo. Personalmente no es un recurso que me guste mucho porque deja en manos del lector el final de la historia y aquí se corre el riesgo de que nuestros propios gustos personales desvirtúen el desenlace lógico de la novela. 


Mi puntuación: 

domingo, 12 de agosto de 2018

¡Piratas!, Laura Esparza

Romántica histórica
373 páginas
Autopublicado, 2017
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

La señorita Nightingale solo tiene un deseo: ser dueña de su propio destino. Y evitar a toda costa el matrimonio. Y ver por última vez al hombre que durante años ha alentado su espíritu rebelde. Si para lograrlo debe avergonzar a su ilustre padre y participar en un arriesgado plan para liberar a un hombre a punto de ser ahorcado, valdrá la pena. El capitán Blackhawk solo tiene un objetivo: saldar la deuda que contrajo hace años. Y recuperar el control de su vida. Y formar parte de la alianza que se ha forjado para robar el mayor cargamento de oro que haya salido jamás de la Indias. Si para conseguirlo debe secuestrar a la hija del gobernador de Jamaica, no le importará pagar el precio. Pero en las turquesas y legendarias aguas del mar Caribe, donde los piratas reinan a bordo de navíos extraordinarios, una mujer hambrienta de aventura y un hombre sediento de libertad descubrirán que el destino les tiene reservadas muchas sorpresas. Y que, a veces, las grandes historias de amor son aquellas que dan comienzo con un sencillo: «Érase una vez…».

Opinión personal:

Wilhemina Nightingale es una joven soñadora y apasionada de los novelas de aventuras de piratas que vive junto a su padre, el nuevo gobernador de Jamaica, un hombre comprometido, para su desgracia, con acabar con toda la piratería en el mar Caribe. Para ello cuenta con la inestimable ayuda del capitán Anderson que, actuando bajo las órdenes de la Gran Armada de Su Majestad, no duda en ejecutar a cuanto pirata se cruza en su camino. 

Una noche, mientras se celebra una recepción en casa de su padre, Wilhemina recibe la inesperada visita del capitán Blackhawk. El pirata le tiene una trampa y la joven acaba secuestrada y a bordo de una nave robada al capitan Anderson. Blackhawk piensa utilizarla como moneda de cambio, pero no cuenta con el terrible carácter indomable de la muchacha, que convierte su travesía en todo una odisea que pondrá a prueba su paciencia. 

¡Piratas! es una novela de amor y aventuras, repleta de acción, luchas encarnizadas, abordajes y una trama que esconde mucho más de lo que parece en un principio. Es cierto que la autora deja bastantes pistas durante toda la historia para que el lector descubra, quizás demasiado pronto, muchas de las sorpresas que nos aguardan -o por lo menos, este ha sido mi caso-, y debo confesar que haber acertado en mi suposición le ha restado algo de emoción a la lectura.

Me ha gustado la pluma de la autora. Es sencilla, directa y la abundancia de diálogos favorecen mucho el ritmo de la lectura. Eso sí, soy una lectora comodona y a su inicio he echado en falta alguna referencia al año o siglo en el que transcurre la historia que me facilitara la tarea para ubicarme en el espacio temporal. Por las referencias a la piratería en el Mar Caribe y a la Gran Armada, intuyo que transcurre durante el siglo XVIII.

La historia de amor es bastante predecible, aunque se presentan varios candidatos posibles pata conquistar el corazón de la indómita Wilhemina. La protagonista no le tiene miedo a nada, ni a su padre, ni a los piratas, ni a las terribles tormentas que azotan el océano, así que mucho menos demostrará un ápice de temor o duda para entregarle su corazón al hombre capaz de ofrecerle una historia de amor y aventuras similar a las que leía de pequeña.

Me cuesta encontrar novelas de piratería que cumplan mis expectativas y debo decir que ¡Piratas!, lo ha logrado. Me he divertido mucho con las continuas enganchadas que protagonizan los personajes principales y con las innumerables escenas de acción que se reproducen en alta mar. Es una lectura que contiene misterios, traiciones y sorpresas y que sin duda, recomiendo a todos los lectores que busquen estos ingredientes en una novela.


Mi puntuación: 

lunes, 6 de agosto de 2018

El premio, Julie Garwood

Romántica histórica
488 páginas
Bolsillo Byblos, 2006

Sinopsis:

Dentro de la opulencia de la corte londinense de Guillermo el Conquistador, Nicholaa, la encantadora prisionera sajona, se ha visto obligada a escoger esposo entre algunos de los nobles normandos. Finalmente ha elegido a Royce, un barón guerrero que, a pesar de su ferocidad, es incapaz de disimular la ternura de su corazón. 
Osada, rebelde y auténticamente inocente, Nicholaa se ha jurado someter a Royce a su voluntad, aunque éste provoque en ella un torbellino de emociones. En un clima de traiciones, donde los sajones aún conspiran contra sus invasores normandos, Royce y Nicholaa deberán vencer las fuerzas casi insuperables de la sangre, el linaje y el patriotismo, antes de entregarse a su ardiente pasión.

Opinión personal:

Esta historia nos transporta a Inglaterra durante el siglo XI, en el momento en que se están llevando a cabo las últimas revueltas entre normandos y sajones. En una de las fortalezas que resisten el asedio se encuentra Nicholaa, una mujer valiente y audaz y con una gran habilidad para lanzar piedras con su honda. 

Tras lograr su objetivo y hacerla prisionera, la última misión del barón Royce consiste en llevar a la joven sajona ante la corte del rey Guillermo. El guerrero pronto descubrirá que para lograr su objetivo no debe hacer uso de su fuerza, sino de su inteligencia, ya que Nicholaa hará todo lo posible para permanecer junto a su sobrino recién nacido y Justin, el único hermano que le queda con vida.

Esta novela no ha cumplido las expectativas que tenía puestas en ella y el motivo principal ha sido descubrir que la protagonista que se muestra al comienzo de la historia, nada tiene que ver con la que luego aparece en escena. Se  presenta a Nicholaa como una mujer astuta, capaz de defender con su ingenio el castillo del ataque de hasta tres regimientos diferentes, y de hecho en su primera aparición parece que sí, que va a ser una protagonista que va a dar mucha guerra. Pero a partir de su segunda intervención, empiezan a sucederse una serie de despropósitos, como un intento de huida muy chapucero y unas ideas para captar la atención de su marido, totalmente absurdas.

En mi opinión, Nicholaa se gana el apelativo de protagonista mantequilla. Al principio parece sólida y fuerte, pero al primer gesto amable de Royce hacia ella, se derrite y pierde toda su personalidad. La joven se convierte en una mujer sumisa y cuya voluntad queda totalmente anulada ante su marido y a partir de ahí, toda la novela se centra en la lucha de voluntades entre los protagonistas que Nicholaa pierde por goleada en cada ocasión.

Entre tanta batalla, el momentazo para recordar de esta novela me ha venido de manos del protagonista masculino, en un pasaje muy romántico y emotivo gracias al cual Royce me ha convencido del amor que siente por su mujer y que ha logrado que el guerrero se gane mi simpatía.

Sé que es cuestión de gustos, pero si me dais a escoger, prefiero las novelas que se permiten pequeñas licencias para construir protagonistas femeninas con carácter, que no se doblegan con facilidad ante sus esposos y que evolucionan de forma positiva y en este caso, siento decir que Nicholaa ha pecado justamente de lo contrario.


Mi puntuación: