lunes, 3 de septiembre de 2018

Se llamaba Manuel, Víctor Fernández Correas

Narrativa, suspense
416 páginas 
Ed. Versátil, 2018
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

El cuerpo del joven Manuel Prieto aparece en el Cerro Garabitas de la Casa de Campo de Madrid el día de Nochebuena de 1952. Gonzalo Suárez, inspector de segunda del Cuerpo General de Policía, se hace cargo del caso. Un caso que, sin saberlo, cambiará su vida tal y como la conoce.
El teniente Arturo Saavedra negocia los términos del acuerdo que permitirá a Estados Unidos establecer bases militares en España. Y lo hace por convicción, pero también por interés personal: las negociaciones son la puerta abierta a la nueva vida que ansía por encima de todo.
Marga Uriarte vive con odio. En el pasado coqueteó con el entorno del Partido Comunista de España. Ahora, un viejo conocido le pide ayuda en nombre del partido. Lo que parecía un mero trámite para ganar algo de dinero se convierte en una oportunidad inmejorable para saldar cuentas con su pasado.
Tres historias que se desarrollan en una España en la que, se aseguraba, había empezado a amanecer. Aunque no para todos.

Opinión personal:

Se llamaba Manuel y el 24 de diciembre de 1952 su cuerpo apareció sin vida en la Casa de Campo de Madrid.

El inspector Gonzalo Suárez es el encargado de resolver su asesinato y aunque sus métodos no siempre son ortodoxos,  es un policía íntegro que jamás deja un caso sin cerrar. 
El teniente Arturo Saavedra está llevando a cabo las negociaciones con los americanos para instalar sus bases militares en España. Es un hombre sin escrúpulos y ambicioso, capaz de todo para conseguir sus objetivos.
Para Marga Uriarte,  comunista hasta la médula, su objetivo principal es perpetrar su venganza personal. Es una mujer vulnerable, pero para no mostrar sus puntos débiles, ha aprendido a mantener a raya sus emociones y a no exteriorizar sus sentimientos bajo ningún concepto. 

Descubrir el nexo común que une a estos tres personajes, junto con la identidad del asesino de Manuel, serán el eje principal de esta historia. 

La novela arranca con un prólogo que estremece al lector y que anticipa lo que nos espera más adelante: una historia dura, pero muy realista, de la España de los años 50, durante la dictadura. La ambientación es soberbia; el autor ha cuidado con mucho esmero todos los detalles (los escenarios, los diálogos, los hechos reales que se narran) para recrearnos a la perfección ese momento tan complicado de la historia de nuestro país y hacer una crítica muy sutil de la sociedad española que por el mero hecho de simpatizar con el régimen franquista, disfrutaba de ciertos privilegios mientras que el resto no tenía garantizado ni los derechos mínimos fundamentales.

Además de ese impactante prólogo que os he comentado, la novela se completa con 27 capítulos cortos y un epílogo. Casi todos comienzan haciendo referencia exacta a la fecha y lugar en que transcurre cada escena, detalle que he agradecido para tener bajo control el hilo de la historia. El autor utiliza la técnica del flashforward con la que, en breves pinceladas, al final de algunos capítulos deja entrever algo de lo que le va ocurrir en el futuro a algunos personajes. 

Quiero destacar dos figuras que me han cautivado: Liborio Solís, un confidente de la policía y Rosa Prieto, la madre de Manuel. Ambos tienen mucho peso en la historia y además de enriquecerla con su presencia, son una herramienta fundamental para denunciar otros conflictos sociales de esa época.

En este libro queda retratada la hipocresía de una sociedad que de cara a la galería se comportaba de una forma y de puertas para adentro, de una forma muy distinta. En mi opinión, esta novela es mucho más que la historia de esos tres personajes... es la historia de todo un país.


Mi puntuación: 


Nota: Este libro ha llegado a mis manos gracias al sorteo realizado en la web Escaparate Literario, así que muchas gracias a sus administradores y a su autor, Víctor Fernández Correas, por el ejemplar recibido y su dedicatoria.

10 comentarios:

  1. Hola, Maribel:
    La administradora de Escaparate Literario te da las gracias a ti por haber disfrutado tanto de la novela. Y te felicita por esta maravillosa reseña.
    Si no hubiese leído la novela, hubiese ido corriendo a comprarla para conocer a Liborio y a Rosa.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Canelita, qué personaje más entrañable! No me cansaré de darte las gracias...primero porque la descubrí gracias a tu reseña y segundo, por la suerte que tuve al ganar un ejemplar (y dedicado!!) en tu web.
      Gracias, gracias, y gracias!!

      Eliminar
  2. Hola!!
    Pues sabes que pocas veces suelo salir de mi zona de confort pero ahora que me está dando por el suspense romántico, aunque este no lo sea, me has puesto los dientes largos.
    Qué opinas, podría gustarme?
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy segura de que te encantaría, Pepa. Calidad narrativa, trama bien hilvanada...muy recomendable, sin duda!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Este tipo de libros son los que estoy buscando, conocer más de la historia aunque tenga ficción y creo que me va a encantar, aunque lo pasaré mal.
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que te haya gustado pero lo voy a dejar pasar, no creo que este libro sea para mi.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa.
    Ya estoy por aquí de regreso, la verdad que este libro no me llama nada la atención, pero me alegro que te haya gustado.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  6. 416 páginas que se leen con ganas por la fluidez del relato.
    Eso es lo bueno.
    Una reseña ajustada y llena de luz la de tu blog.

    ResponderEliminar
  7. Ya has leído mi reseña así que sabes que coincidimos totalmente: una gran novela
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Me estáis tentando con tanta buena reseña, así que ya la tengo en la lista de mis lecturas para el futuro. Ahora a ver si saco tiempo para ella.
    Besos

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar esta entrada!