domingo, 11 de noviembre de 2018

Niebla en Tánger, Cristina López Barrrio

Narrativa 
320 páginas
Ed. Planeta, 2017
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

El 24 de diciembre de 1951 Paul Dingle desapareció en el puerto de Tánger sin que se llegara a saber qué fue de él. Sesenta y cuatro años después, Flora Gascón sospecha que es el mismo hombre con el que ha tenido una aventura en Madrid y del que se ha enamorado. El nexo entre ellos: Niebla en Tánger, la novela que Paul tenía sobre su mesilla de noche.
Flora viajará hasta esta ciudad mágica y llena de secretos en busca de la autora de la novela, la única que puede decirle quién es en verdad su amante y cómo encontrarlo. Pronto se da cuenta de que es ella misma quien debe escribir el final de la historia, pues en esa aventura también está en juego su identidad; es un viaje al fondo de sí misma. 
Niebla en Tánger es una bella historia de amor y misterio en una ciudad cosmopolita y mágica, con un pasado fascinante que envolverá al lector.

Opinión personal:

Flora Gascón no es feliz en su matrimonio. La llama de la pasión se ha extinguido por completo y para colmo, no logra cumplir su mayor deseo en la vida: ser madre. Una noche, tras cenar con unas amigas, acaba teniendo una aventura con un desconocido. Lo único que sabe de su amante es que se llama Paul y que en su mesita de noche tiene un ejemplar de un libro, Niebla en Tánger, repleto de anotaciones.  

Pasado unos días Paul se pone en contacto por whatssap para un nuevo encuentro; ella acude a la cita, pero inexplicablemente, él ha desaparecido de la faz de la tierra y Flora, obsesionada con continuar con esa relación, viaja hasta Tánger para intentar localizarlo. El punto de partida es la autora de ese libro, Bella Nur. Es la única persona que puede facilitarle alguna pista para encontrar a Paul, ya que el protagonista de su novela no es ni más ni menos, que el hombre al que está buscando. 

Como podéis observar por la sinopsis, Niebla en Tánger son dos historias al precio de una o mejor dicho, un libro dentro de otro. Por una parte conoceremos la vida de Flora en el presente y por otra, la historia completa de Marina, aunque esta transcurre desde principios del siglo XX hasta 1967 aproximadamente. El denominador en común que tendrán estas dos mujeres será Paul, el hombre que tras amarlas, ha desaparecido misteriosamente de sus vidas.

Al hablar de esta novela se corre el peligro de desvelar más de la cuenta, así que solo puedo añadir que me ha gustado mucho. El planteamiento de la trama es muy original y la ambientación es fabulosa. Buscando a Paul, emprenderemos un viaje hasta Tánger y visitaremos todos los escenarios de la novela. A través de Flora recorreremos toda la ciudad, sus callejuelas, el puerto, el Zoco Grande y el Chico, el Hamman, y a través de Marina, haremos ese mismo recorrido, pero en blanco y negro y conoceremos detalles de la cultura musulmana.

La narración se alterna en presente y pasado para diferenciar fácilmente la historia de Flora de la de Marina. De las dos mujeres, en mi opinión la protagonista indiscutible es Marina, una femme fatale, una mujer adelantada a su época que mantiene el control de su propia vida a pesar de las estrictas normas de esa sociedad y que, fiel a sus propios principios, la vive intensamente.

Por contra, no he podido empatizar con Flora por su forma de ser. Sus continuos engaños a su madre y a su marido, incluso a las personas que conoce en Tánger, me hace pensar que no es una mujer feliz en ningún aspecto, y que eso la lleva a obsesionarse con la historia de Marina, quizás no solo por encontrar a Paul, sino también porque en el fondo, envidia su vida.

Además de la historia de estas dos mujeres, conoceremos a Deidé, a Armand, a Samir, a Alisha, a mamá Ada, a Bella Nur y cómo no, a Paul... todos ellos son personajes muy dispares y especiales, que en su conjunto, enriquecen enormemente esta novela.

El desenlace en mi opinión está muy logrado. Por la complejidad de la trama, no ha debido ser nada fácil para la autora desentrañar todos los misterios que se ocultan y lograr que esas dos historias converjan finalmente en un punto, pero personalmente creo que ha cumplido con su objetivo con creces. Sin dudarlo, Niebla en Tánger se va a la lista de mis mejores lecturas de este año. 


Mi puntuación: 

5 comentarios:

  1. Hola!
    Este libro lo leí el año pasado y me gustó bastante.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Ni conocía la novela ni a la autora. >Pero me has dejado muy "encuriosida" con todo lo que comentas, así qye voy a investigar ;9
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Ay no puede ser, me acabas de dejar con el ansia viva. Este es de los míos, vamos que lo es. Apuntadísimo y espero hacerme pronto con el, que es de esos imprescindibles.
    un bes💕

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!
    No sabía del libro, suena bastante bien, me lo apunto. Gracias por la reseña.
    Me quedo aquí en tu blog.
    Saludos infinitos.

    ResponderEliminar
  5. Pues... voy a buscar información Maribel, me ha llamado mucho la atención todo lo que cuentas, aunque cuando has dicho que no has podido empatizar con la protagonista, me has hecho dudar. Yo, al contrario que tú, cuando no empatizo en nada con los personajes, me cuesta mucho meterme en la historia y disfrutarla, llámame rara, pero me pasa jajaja.
    De todas formas voy a mirarlo por Amazon a ver si me animo.
    Besotes y mil gracias siempre por las recomendaciones.

    ResponderEliminar