domingo, 28 de junio de 2020

Había una vez una princesa, Johanna Lindsey

Romántica histórica
Serie Cardinia #1
400 páginas
Primera edición 1991

Sinopsis:

Tanya, una hermosa y exótica joven, trabaja como sirvienta en una taberna de Mississippi. Allí llegará el príncipe Stefan Barany, el cual, junto a sus hombres, tratará de secuestrarla.
Ella ignora si sangre real, no sabe que es la princesa Tatiana Janacek, nacida en una lejana región de Europa Oriental. El príncipe Stefan intenta devolverla al trono y casarse con ella.

Opinión personal:

Tras el asesinato de toda la familia real de Cardinia, un pequeño país situado en el este de Europa, Tatiana Janacek, la hija pequeña de los monarcas se convierte en la única sucesora directa con vida. Súbditos leales a la Corona acuerdan sacarla del país con el fin de protegerla y hacerla regresar a Cardinia cuando tenga la suficiente edad como para recuperar el trono que le corresponde por derecho de sangre.

Pero con la muerte de la baronesa encargada de su cuidado en Estados Unidos, la pequeña Tanya pasa a vivir con una humilde familia que desconoce por completo su verdadera identidad. Cuando Vasili, Lazar, Serge y Stefan dan con el paradero de la futura reina de Cardinia, no dan crédito a lo que ven sus ojos: en vez de una delicada dama con refinados modales, se topan con una posadera con un genio de mil demonios, que no se cree nada de lo que le cuentan y que se niega a viajar con ellos. Por ese motivo, Stefan, príncipe en funciones de Cardinia, decide secuestrar a Tanya para lograr su objetivo.

La historia se centra en el largo trayecto que emprenden nuestros protagonistas desde Estados Unidos hasta el Este de Europa, para que pueda celebrarse una boda. El viaje estará plagado de infortunios, la mayoría de ellos provocados por nuestra protagonista y me han resultado muy divertidos, pero este ha sido prácticamente el único punto a favor de esta lectura en la que, por contra, ha habido dos aspectos que me han disgustado mucho.

Como ya deja entrever la portada, esta historia es bastante misógina y me ha repateado mucho el trato que se le da a las mujeres en general. A excepción de Tanya, el resto de féminas que aparecen en escena o son mujeres de vida alegre o amantes interesadas y los comentarios de los cuatro hombres encargados de velar por su seguridad brillan por la forma en que menoscaban la imagen de la mujer, de forma continua.

Pero el mayor escollo que se me ha presentado ha sido el carácter de Stefan, un hombre muy volátil y que reacciona con agresividad cuando se siente presionado. En varias ocasiones se hace referencia a sus accesos de ira y la autora puede disfrazarlo como quiera, pero para mi son claros ejemplos de maltratos físicos y psíquicos hacia las mujeres con los que obviamente, no puedo estar de acuerdo, ni perdonárselos.

Tanya es la parte amable de esta historia, aunque a veces tampoco he comprendido su forma de actuar cuando ha optado por no defenderse de los ataques verbales que sufre por parte de Stefan o de Vasili. Ella ha sido la causa por la que no he abandonado su lectura, la que me ha regalado momentos muy divertidos con sus intentos de fuga y con su fuerte personalidad. La vida ha sido muy dura con ella y saca fuerzas de donde no las hay para luchar por su libertad, porque ante todo, ese es su mayor anhelo: no depender de nadie, vivir con sencillez, pero siendo libre y dueña de su propio destino. 

Mi puntuación: 


Libros que componen la serie (autoconclusivos, se pueden leer de forma independiente):
  1. Había una vez una princesa
  2. Tu me perteneces

6 comentarios:

  1. Hola!!!
    Hace siglo y medio que no leo nada de esta autora. Justo por esos protagonistas masculinos que comentas, hace tanto, que su serie más famosa, Los Malory, creo que la tengo por la mitad y me los compré todos-toditos cuando los reeditó zeta en bolsillo y ahí siguen, junto con otros que he ido comprando de segunda mano.
    Este año alguno leeré, estoy "intentando" hacer un reto y en él hace falta un libro de esta autora
    No sé si estoy siendo injusta con una de las grandes de la romántica y, con una de las que empezamos a leer el género muchas, pero no tengo muy claro que sus novelas hayan envejecido bien.
    Es ese el motivo por el que llevo años no queriendo leer nada, para que no se me caiga un mito.
    Ya te contaré cual es mi experiencia, seguramente será el último libro que lea jajajaja
    Un besote

    ResponderEliminar
  2. El interior no te ha entusiasmado pero ¿qué me dices de esa cubierta? Es oro puro jajajja. Me encanta. Ahora, fuera de bromas, hay libros que no envejecen bien y que con la visión actual molestan que seguramente es lo que le pasa a esta historia.

    ¡Ánimo con el siguiente!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!
    Hace un monto que no leo nada de la autora, ya va siendo hora de retomar su pluma jejeje aunque puede que con otro libro, este no me ha terminado de convencer del todo...
    Pero gracias por tu reseña
    besotes

    ResponderEliminar
  4. Hola, este libro de la autora no lo conocía, raro en mi, pues me gusta mucho toda su obra, no obstante, tiene buena pinta y no descarto leerlo en algún momento, si lo encuentro, pues debido a su antigüedad puede que esté descatalogado.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. Leí otros títulos de esta autora y la verdad no me atraparon tanto; justamente por este temita de lo misógino que son sus personajes masculinos. He leído muchos libros ambientados en estas epocas donde la mujer es mas una decoración que un ser humano y me gustaron pero hay algo en los libros de esta autora que no me atrapan. Y teniendo en cuenta tus comentarios voy a pasar de esta lectura.

    ResponderEliminar
  6. Hola
    No cabe duda que la romántica histórica ha ido evolucionando, pero admito también que por lo que cuentas nos muestran de forma más realista lo que se ha vivido en ese sentido, de todos modos me has causado curiosidad, así que me lo apunto y ¡Ya estoy de regreso!
    Un bes💕

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar esta entrada!