domingo, 13 de diciembre de 2020

Las tinieblas y el alba, Ken Follett

Narrativa histórica
Serie Los Pilares #0
936 páginas
Plaza & Janes, 2020
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

Año 997, finales de la Edad Oscura. Inglaterra se enfrenta a los ataques de los galeses por el oeste y de los vikingos por el este. La vida es difícil y aquellos que ostentan algo de poder lo ejercen con puño de hierro y, a menudo, en conflicto con el propio rey.
En estos tiempos turbulentos, tres vidas se entrecruzan: el joven constructor de barcos Edgar, a punto de fugarse con la mujer a la que ama, comprende que su futuro será muy diferente a lo que había imaginado cuando su hogar es arrasado por los vikingos; Ragna, la rebelde hija de un noble normando, acompaña a su marido a una nueva tierra al otro lado del mar solo para descubrir que las costumbres allí son peligrosamente distintas; y Aldred, un monje idealista, sueña con transformar su humilde abadía en un centro de saber admirado en toda Europa. Los tres se verán abocados a un enfrentamiento con el despiadado obispo Wynstan, decidido a aumentar su poder a cualquier precio.

Opinión personal:

Edgar, el hijo de un humilde fabricante de barcos, se traslada a vivir junto a su madre y hermanos a Dreng's Ferry, un pequeño pueblecito en el condado de Shiring, en Inglaterra, tras sufrir el ataque de los vikingos en su pueblo natal.

Ragna, hija de un conde normando, viaja desde su país hasta Inglaterra para casarse con Wilff, un conde inglés. Además de enfrentarse al idioma y las costumbres del pueblo inglés, tendrá que defenderse de los ataques de la familia de su esposo, que temen que con ese matrimonio vean  mermado el poder que ostentan en Shiring. Por suerte 
Ragna es una mujer con mucho carácter y no se deja amedrentar por ellos aunque intentan doblegar su voluntad continuamente.

Aldred es un joven monje cuyo máximo deseo es llenar la biblioteca de su abadía con libros de gran valor. Su carácter afable y algo rebelde le generará algunos enfrentamientos con sus superiores, en especial con Winstan, el obispo de Shiring, un hombre ambicioso y obsesionado con aumentar su cuota de poder en el condado.

Las tinieblas y el alba es la historia de tres personajes que tendrán que luchar con uñas y dientes para lograr que se cumplan sus sueños. En el caso de Edgar, este será convertirse en un buen constructor. Ragna anhela gobernar con justicia y Aldred, vivir al servicio de Dios y rodeado de libros. 

A pesar de ser el cuarto libro en orden de publicación, estamos ante una precuela y su historia transcurre antes que las otras, a finales de la Edad Oscura, abarcando un periodo en la vida de nuestros protagonistas de diez años, entre 997 y 1007. Ken Follett repite la fórmula que tan buenos resultados le dio en los otros libros de esta saga y nos narra las peripecias de tres personajes que tienen que sortear todos los obstáculos que les van surgiendo mientras que una nueva ciudad empieza a florecer: Kingsbridge. 

Edgar ha sido mi personaje favorito sin lugar a dudas. A pesar de su juventud (tiene dieciocho años cuando empieza la historia), tiene la cabeza muy bien amueblada. Es noble de corazón, muy inquieto, con un don innato para la construcción, ya sea de un barco, una simple herramienta, una cabaña o un puente y sobre todo, es un defensor de las causas perdidas, que no duda en enfrentarse a quien sea con tal de que se haga justicia. 

Esclavos, salteadores de camino, monjas, obispos... En esta historia encontraremos hombres y mujeres de todo tipo: sin escrúpulos, con una ansia de poder ilimitado, débiles, valientes, con principios, necios, ambiciosos... Este abanico de personajes es otro de los puntos fuertes de esta novela, y a pesar de la fantástica ambientación de la novela, de su narración y de esos personajes tan bien construidos, reconozco que la lectura no ha sabido atraparme, ni de lejos, como lo hicieron en su momento "Los pilares de la Tierra" o " Un mundo sin fin". 

Tengo la sensación de que esta novela tiene cuerpo, pero no alma, por lo que no he podido hacerla mía y me ha faltado sentir esa conexión tan especial que sientes con los personajes cuando padecen adversidades. Quizás parte de la culpa es porque su ritmo es muy pausado sobre todo al principio, o puede que el problema sea mío, al haber puesto demasiadas expectativas en esta historia. A pesar de ello, sus casi mil páginas garantizan una lectura entretenida y podría decir que casi obligatoria, para los amantes de esta saga.

Mi puntuación: 


Libros que componen esta saga (autoconclusivos, se pueden leer de forma independiente, aunque yo recomiendo hacerlos en este orden):

0. Las tinieblas y el alba
1. Los pilares de la Tierra
2. Un mundo sin fin
3. Una columna de fuego