miércoles, 29 de septiembre de 2021

Sobre las luces de Chicago, Patricia A. Miller

Romántica contemporánea
Serie Hermanos Gallagher #2
360 páginas
Ed. Versátil, 2020
Comprar el libro en Amazon aquí

Sinopsis:

La muerte de mi padre me ha traído de nuevo a Chicago, donde solo he encontrado problemas: he tomado las riendas de la empresa familiar, que está ahogada por las deudas, he descubierto secretos que jamás hubiera imaginado y reconozco que tengo serias dificultades para mantenerme alejada de él: Tyler Gallagher. Un bombero insoportable cuyo cinismo me impulsa a correr en sentido contrario.
Soy Alice Jane Lynch y así empezó todo.

Han pasado diez años desde que Alice me abandonó; de repente ha vuelto para colarse en mi casa, en mi familia… y, aunque no parece la misma niñata caprichosa que yo conocí, no me fío de ella. No sé cómo lo hace, pero ella solita se basta y se sobra para acabar con mi paciencia, con mi sensatez… y con mi fuerza de voluntad.
Soy Tyler Gallagher y aquí empieza nuestra historia.

Opinión personal:

Alice Jane Lynch regresa a Chicago para hacerse cargo de la empresa que acaba de heredar de su padre y que está pasando por grandes apuros financieros. Allí se topa con otro obstáculo con el que no contaba: la presencia de Tyler Gallagher, el bombero con el que mantuvo una relación en su juventud y que ahora parece empeñado en complicarle más su vida.

Tyler no ha podido olvidar todo el daño que le causó Alice en el pasado y aunque quiere mantenerla lejos de él, los Astros parecen haberse confabulado en su contra: ahora vive a solo quince minutos de su casa, su hermano Austin trabaja para ella y su madre y su hermana Megan parecen empeñadas en que compartan comidas familiares. 

La atracción que existía entre ellos aún late con mucha fuerza, pero ninguno de los dos está anímicamente preparado para reanudar una relación, ni laboralmente es el mejor momento.

Al igual que su sinopsis, esta historia está narrada en primera persona a través de las voces de Tyler y Alice y se divide en capítulos muy breves, que provocan en el lector el famoso efecto del "leo otro capítulo más y lo dejo ya, hasta mañana" para, acto seguido, continuar leyendo.

La relación entre la pareja resulta complicada por el fuerte carácter de ambos; Alice es muy orgullosa y le cuesta apoyarse en Tyler y confiarle sus problemas, lo que la lleva a cometer errores casi tan grandes como los que cometió en el pasado. Por otra parte, el punto débil de Tyler son sus celos, sobre todo, los que siente cada vez que Alice contacta con su exmarido. 

La subtrama que gira entorno a los problemas económicos en la empresa de Alice me ha gustado mucho y las comidas en el seno de la familia de Tyler son una auténtica maravilla, tremendamente divertidas. Margot, la madre de la tribu Gallagher es un personaje que se hace querer gracias a su sentido del humor y su desparpajo para hablar sin tapujos de cualquier tema. Adora a sus pipiolos pero ojo con ella, porque si alguno de ellos la hace enfadar, suelta unas collejas que da gusto!

"Sobre las luces de Chicago" es una romántica historia de segundas oportunidades que ha logrado captar mi atención gracias a los "tiras y aflojas" de la pareja protagonista, los piques entre los hermanos Gallagher y los capones de Margot... ¡Por Dios, lo que daría yo, por estar en una barbacoa de esa familia! 


 Mi puntuación:



Libros que componen la serie (autoconlusivos, se pueden leer de forma independiente):
    0. Deja que entre el sol
    2. Sobre las luces de Chicago
    3. Cuando te enamores del viento

    domingo, 19 de septiembre de 2021

    Si el tiempo no existiera, Rebeka Lo

    Romance histórico, Viajes en el tiempo
    Trilogía Saltadores de cuerdas #1
    500 páginas
    Harlequín, 2020
    Comprar el libro en Amazon aquí

    Sinopsis:

    Blanca, una joven de Gijón sin familia y con una vida absolutamente convencional, sale a dar un paseo y sufre un extraño desvanecimiento. Lo que en principio parece algo inocente va a ser el punto de partida de un viaje extraordinario que la trasladará al siglo XIV. Allí tendrá que sobrevivir o, mejor dicho, empezar a vivir mientras conoce a personajes tan singulares como el abuelo de Hernán Cortés o el pirata Harry Paye. Pero ¿qué ocurriría si en medio de ese embrollo se enamorara?
    La vida es una aventura para conocerse, a veces hay que irse muy lejos para lograrlo.

    Opinión personal:

    Blanca Campoamor vive en Gijón y tras la muerte de su abuela, se ha quedado completamente sola en la vida. Tras sufrir un desvanecimiento mientras practica deporte, la joven, medio aturdida, regresa a su casa pero la ciudad parece haberse convertido en el escenario de una película: el asfalto ha desaparecido, las calles están embarradas y la gente usa prendas de época. Poco a poco, Blanca va tomando consciencia de lo que le ha ocurrido: ha viajado en el tiempo, concretamente, a finales del siglo XIV, una época en la que la ciudad está sufriendo el asedio por orden del rey Enrique III de Castilla. A partir de ese instante todo su empeño se centrará en encontrar una fórmula que le permita regresar a su mundo.

    Bernal Villa, capitán del ejército encargado de proteger la ciudad, se erigirá en su gran protector y le proporcionará una coartada para justificar su presencia en la Corte. De lo que Bernal no puede protegerla es de lo que su corazón siente cuando está cerca de Samuel Waters, un pirata inglés que despertará en ella sentimientos que creía olvidados. 

    Los tres protagonizarán una intensa y complicada historia de amor en la que se pone de manifiesto las mil y una formas que existen de amar: de forma pasional, tierna, desgarradora, dulce... eterna. Bernal o Samuel... ¡Qué DOS HOMBRES, así, en mayúscula! Difícil decisión para la protagonista y para el lector elegir entre uno de los dos, aunque yo confieso tener mi favorito.

    La novela cuenta con una ambientación impresionante y a pesar de su extensión, el ritmo no decae en ningún momento gracias a la intensidad de su trama, que incluye asedios a ciudades, piratería, intrigas palaciegas y conspiraciones políticas. 
    Blanca me ha enfadado con su comportamiento algo inmaduro y egoísta en muchas ocasiones, parece no ser consciente de las consecuencias que sus actos pueden tener sobre la vida de otras personas, pero admito que me he divertido mucho con sus monólogos interiores, en especial cuando hacía alusiones a películas o personajes del presente.

    El desenlace es puro sufrimiento y queda definido, aunque deja muchos frentes abiertos que se resolverán en futuras entregas. Ha sido acabar el libro y echar ya de menos a todos sus protagonistas, por lo que toca esperar, espero que no por mucho tiempo, a que la autora nos anuncie la publicación de su nuevo libro.





    Libros que componen la saga (recomiendo encarecidamente leerlos en orden de publicación):
    1. Si el tiempo no existiera
    2. Si todavía me amaras (pendiente de publicación, previsto para el 2021)
    3. ??

    viernes, 10 de septiembre de 2021

    Semanas de siete martes, Dona Ter

    Comedia romántica contemporánea
    203 páginas
    Autopublicado, 2020
    Comprar el libro en Amazon aquí

    Sinopsis:

    Dicen, se habla, se comenta que las novelas románticas son muy previsibles, que desde el inicio se sabe cómo van a terminar. La boda suele ser el recurso utilizado en el noventa por ciento de los casos y esta no va a ser la excepción. Pero ¿para qué esperar? Por eso he pensado que lo mejor será que te cuente mi historia mientras nos tomamos una copa de champán (o las que surjan) y damos buena cuenta de la tarta nupcial. Querid@ lector@, ponte guap@ porque nos vamos de boda ya desde el prólogo. 
    Tres días en un cottage en los Cotswolds para asistir a una boda. ¿Qué puede salir mal? Mejor ni pensarlo. ¿Qué puede salir bien? Todo… y algo más.

    Opinión personal:

    Winter es la pequeña de las tres hermanas Clark y no sale de su asombro cuando recibe por correo una invitación para la boda de sus padres... ¡y es sólo dentro de tres días! Lo peor de todo no es tener que buscar un regalo de bodas, un vestido adecuado para la ceremonia o el viaje que tiene por delante... lo que más teme es tener que aguantar los comentarios de su familia recordándole que, a sus veintisiete años, aún sigue soltera.

    Jean Pierre trabaja en el mismo centro educativo que Winter y le ofrece la solución perfecta: acompañarla hasta Kingham, su pueblo natal, ese fin de semana y hacerse pasar por su prometido. Solo son tres días y nadie sospechará que no les une una relación sentimental... a no ser que entre ellos, empiecen a saltar chispas. 
     
    A veces comienzo una lectura por el motivo más insospechado y este ha sido uno de esos casos. Fue conocer a su autora en un directo de Instagram y saber que tenía que leer alguno de sus libros. Me encantó su desparpajo, su visión sobre muchos aspectos del panorama literario y, en especial, su sentido del humor.

    El comienzo de la novela ya es sorprendente. Pocos libros te revelan, con tanta claridad, cómo va acabar la historia y es que esta, concretamente, arranca con lo que podría ser perfectamente su epílogo. ¿Curioso, verdad?

    Lo siguiente que captó mi atención fue que la historia venía repleta de clichés pero, debo añadir, muy bien llevados. Winter es como la mayoría de protagonistas femeninas que encontramos en las comedias románticas: soltera, vive en un piso diminuto, es adicta al chocolate y una experta provocando pequeños accidentes domésticos. 

    La aventura de nuestra protagonista los días previos a la boda de sus padres es una auténtica maravilla. El amor flota en el aire y Jean y Winter se encargan, en un fin de semana, de transportarlo hasta la superficie y hacerlo suyo, convenciendo al lector de la bonita historia de amor que protagonizan juntos.

    La novela está narrada en un tono desenfadado y el buen humor que se desprende de ella te contagia sin remedio. Para ello Winter cuenta con la ayuda de sus dos hermanas, June y April -no se os pase el detalle de los nombres que han escogido para ellas, sus padres- y de su abuela. Juntos nos regalan momentos inolvidables que te hacen querer una familia tan alocada y unida como la suya.

    "Semanas de siete martes" es una comedia romántica que puedes leer de una sentada en una tarde (dos, en mi caso, para disfrutarla de forma más pausada). A pesar de su corta extensión, su historia de amor me ha resultado convincente y encantadora. Es el claro ejemplo de que amor y humor es una de las mejores combinaciones que podemos encontrar en una novela.

    Mi puntuación: